La inflación inesperada

23 June 2021

El contenido del presente documento va destinado a inversores profesionales en el sentido de la Directiva MIF.

Inflación: primeros indicios

La inflación es actualmente una de las principales fuentes de preocupación en el sector financiero. En efecto, hay muchas incertidumbres sobre el carácter transitorio de estas presiones inflacionistas.

Desde hace varios meses, los signos de inflación han aumentado en nuestras economías. Uno de los signos más claros de presión surgió del mercado de productos básicos, que actualmente muestra un aumento significativo de los precios de las materias primas. Desde finales de 2019 (es decir, antes del inicio de la pandemia), el hierro ha subido un 69%, el cobre un 61% y el níquel un 21%, y estas subidas no se limitan a los metales industriales, sino que también afectan a las materias primas agrícolas, como el trigo y el maíz subiendo un 17% y un 60%, respectivamente.

Evolución de las materias primas desde 2019

 

El mercado de Real Estate es, en cierto modo, muy similar. Los precios de la madera se han disparado(+229% desde finales de 2019), lo que elevó los costes, y en consecuencia los bancos centrales se ha planteado considerar medidas para limitar el acceso a los préstamos en países como Nueva Zelanda y Canadá. La fuerte demanda de bienes (que compensa el cierre de gran parte de los servicios) también provocó una ruptura en las cadenas de suministro de los semiconductores, lo que volvió a provocar tensiones inflacionistas en varias categorías como la electrónica, coches de segunda mano, etc.

Hasta ahora, la energía ha sido el único producto básico que no ha registrado un gran aumento durante el periodo (+3,73%), esto se debe principalmente a la fuerte disminución de la demanda de vuelos comerciales desde marzo de 2020.

Implicaciones en la economía

A raíz de estas subidas de precios, están aumentando los costes de producción (el IPP estadounidense ha subido un 9,5% en los últimos 12 meses, la cifra más alta desde julio de 2008), lo que debería repercutir, al menos parcialmente, en los precios de consumo, dada la actual tasa de ahorro de los hogares.

Desde el pasado mes de abril, las medidas de la política monetaria y fiscal, llevadas a cabo por los bancos centrales y los gobiernos, han sido las principales impulsoras de esta repentina inflación:  recortes de tipos de interés (para los bancos centrales que continúan con esta posibilidad), aumento del tamaño de los balances y un amplio estímulo fiscal que no se veía desde la época posterior a la Segunda Guerra Mundial. Es razonable esperar que las políticas monetarias se vuelvan más restrictivas, sin
embargo, esto debería hacerse gradualmente para no "dañar" la recuperación, aunque implique asumir el riesgo de estar rezagados.

Si a todo esto le sumamos los efectos de base, que también tienen y seguirán teniendo efectos positivos sobre la inflación en 2021, la conclusión parece evidente: si ahora no hay inflación, nunca la habrá, ya que todo parece alineado para que la inflación repunte con fuerza. ¿Se situará la inflación en niveles no vistos desde hace 15 años en las principales economías desarrolladas? Nos inclinamos en esta dirección.

¿Es la inflación un efecto transitorio?

Hoy en día, la cuestión más importante es acerca del carácter transitorio o no transitorio de esta inflación. Si tenemos en cuenta el discurso de la Reserva Federal de EE.UU. y si compartimos sus interpretaciones, entonces sí, esta inflación es transitoria, y no es realista esperar una inflación estructural superior mientras que el mercado laboral continúe tan lejos del pleno empleo.

De hecho, es muy probable que gran parte de la inflación que estamos experimentando actualmente sea transitoria. Los precios de los coches de segunda mano se normalizarán cuando se resuelvan los problemas de suministro, los efectos de base desaparecerán de forma natural y el estímulo fiscal de EE.UU. puede haber llegado a su límite, lo que limitará la subida de las materias primas. Por lo que respecta al sector del Real Estate, el carácter transitorio de la inflación mantendría la tasa de rentabilidad de estos activos bajo presión y apoyaría su valoración.
 
El gráfico siguiente muestra que la mayor parte de la inflación actual procede de sectores gravemente afectados por la crisis de Covid-19.

Inflación estadounidense core: contribución de los bienes y servicios vinculados al Covid-19

 

Fuente: CEIC. Bienes y servicios relacionados con el Covid-19: Real Estate, automóviles de segunda mano, alquiler de automóviles, billetes de avión, televisores, juguetes, ordenadores.

Sin embargo, nos parece que este tema de la reflación debería continuar en los mercados actuales y guiar las decisiones de asignación de los próximos meses, por dos razones

La primera es meramente psicológica y tiene que ver con el hecho de que las futuras cifras de inflación serán elevadas y que, con toda probabilidad, seguirán siéndolo al menos hasta principios del 2022. Esto ha tenido históricamente, un impacto en la en la psique de los inversores.

La segunda razón se refiere a la incertidumbre actual y al hecho de que nadie sabe con exactitud cómo evolucionarán los precios de los servicios que se están reabriendo o cuáles serán las consecuencias exactas de esta crisis, tanto en lo que respecta a las opciones de desarrollo futuro de los países (transición ecológica, infraestructuras, digitalización, etc.) como en sus decisiones sobre la financiación (nuevo endeudamiento, reequilibrio fiscal, etc.).

Esta incertidumbre, unida a las elevadas cifras de inflación, debería seguir guiando a los mercados financieros al menos durante unos meses más.

Ajuste de la distribución de activos
El entorno actual debería provocar cambios en la distribución de activos, al menos durante un tiempo, y este movimiento ya está en marcha.

En este contexto, favorecemos a las compañías que se beneficiarán de un entorno inflacionista, como los bancos que verán aumentar sus márgenes de transformación, o empresas más bien cíclicas (materias primas, energía) y bien posicionadas dentro de su sector, que podrán trasladar las subidas de precios a sus clientes. En términos de fundamentales, nos inclinamos por la renta variable, el High Yield, la deuda subordinada financiera y la deuda emergente. Históricamente, el High Yield y la deuda subordinada se han comportado muy bien en fases de reflación acompañadas de un fuerte crecimiento. La buena inflación es un fenómeno positivo para las compañías y los activos de HY.

Esta fase también debería seguir siendo muy positiva para los activos reales, como el Real Estate, ya que las propiedades en alquiler permiten que los alquileres suban durante los periodos de aumento de la inflación, puesto que están indexados a índices de los que la inflación es el principal componente. Esto afecta tanto a los activos de Real Estate de compra directa, como los de compra indirecta a través de fondos, en particular los SCPI.


La información contenida en este documento no constituye un consejo de inversión, una propuesta de inversión ni ningún tipo de recomendación para invertir en los mercados financieros. Las valoraciones contenidas en el mismo reflejan las opiniones de sus autores en el momento de su publicación y están sujetas a cambios posteriores. El Grupo La Française no se hace responsable en ningún caso de las pérdidas directas o indirectas derivadas de la utilización de este documento o de la información contenida en él. Este documento no puede ser reproducido, transmitido o distribuido a terceros, en su totalidad o en parte, sin el consentimiento previo por escrito del Grupo La Française. Publicado por La Française AM Finance Services, con sede en 128 boulevard Raspail, 75006 París, Francia, una empresa regulada por la Autorité de Contrôle Prudentiel como proveedor de servicios de inversión, nº 18673 X, filial de La Française. La Française Asset Management es una sociedad de gestión autorizada por la AMF con el número GP97076 el 1 de julio de 1997. Para más información, consulte las páginas web de las autoridades: Autorité de Contrôle Prudentiel et de Résolution (ACPR) www.acpr. banque-france.fr, Autorité des Marchés Financiers (AMF) www.amf france.org. Se proporciona únicamente con fines informativos y educativos y no pretende servir como previsión, producto de investigación o asesoramiento de inversión y no debe interpretarse como tal. No puede constituir un asesoramiento de inversión ni una oferta, invitación o recomendación para invertir en determinadas inversiones o adoptar una estrategia de inversión. Las opiniones expresadas por el Grupo La Française se basan en las condiciones actuales del mercado y están sujetas a cambios sin previo aviso. Estas opiniones pueden diferir de las de otros profesionales de la inversión. Tenga en cuenta que el valor de una inversión puede subir o bajar y también que los resultados pasados no son una indicación de los resultados futuros. Publicado por La Française AM Finance Services, con sede en 128 boulevard Raspail, 75006 París, Francia, una empresa regulada por la Autorité de Contrôle Prudentiel como proveedor de servicios de inversión, nº 18673 X, filial de La Française. La Française Asset Management es una sociedad de gestión autorizada por la AMF con el número GP97076 el 1 de julio de 1997. Para más información, consulte las páginas web de las autoridades: Autorité de Contrôle Prudentiel et de Résolution (ACPR) www.acpr. banque-france.fr, Autorité des Marchés Financiers (AMF) www.amf-france.org.

 

 

 

 

 

 

 

Les sites du groupe
Mis favoritos

Las marcas se guardan con ayuda de las cookies, su supresión en su navegador borrará sus preferencias.

El grupo La Française permite el acceso a los conocimientos técnicos de varias empresas de gestión de todo el mundo. Con el fin de obtener la información más adecuada, hemos desarrollado una interfaz con la totalidad de la oferta de acuerdo a su perfil y a su país de residencia.
Indique su perfil
1
País
2
Idioma
3
Perfil
País de residencia
Idioma
Tipología de perfil
<p class="new-disclaimer__legal-notice">Antes de consultar el contenido de esta página web, rogamos lea atentamente las informaciones « <a href="es/avisos-legales/" target="_blank">avisos legales</a> » y « <a href="es/informacion-reglementaria/" target="_blank">noticias legales</a> » para su protección y en su propio interés. Estas informaciones explican ciertas restricciones legales y reglamentarias aplicables a todos los inversores, particulares o profesionales, sujetos a la legislación local. He leído y acepto las modalidades de utilización de esta página web desde el mismo momento en el que me conecto, como no profesional o como profesional. En el marco de aplicación de la Directiva europea relativa a los Mercados de Instrumentos Financieros (« MIF »), rogamos indique a qué categoría de inversor pertenece:</p>
<p class="new-disclaimer__legal-notice">Antes de consultar el contenido de esta página web, rogamos lea atentamente las informaciones « <a href="es/avisos-legales/" target="_blank">avisos legales</a> » y « <a href="es/informacion-reglementaria/" target="_blank">noticias legales</a> » para su protección y en su propio interés. Estas informaciones explican ciertas restricciones legales y reglamentarias aplicables a todos los inversores, particulares o profesionales, sujetos a la legislación local. He leído y acepto las modalidades de utilización de esta página web desde el mismo momento en el que me conecto, como no profesional o como profesional. En el marco de aplicación de la Directiva europea relativa a los Mercados de Instrumentos Financieros (« MIF »), rogamos indique a qué categoría de inversor pertenece:</p>